Christiane Derroches Noblecourt

 Os doy la bienvenida a «Las Crónicas de Kemet»:

En esta sección, retomando el trabajo iniciado en el programa de radio «La Mirada de Horus», me encargare de plasmar de forma sencilla y concreta, aspectos importantes de la historia del Antiguo Egipto
Es nuestra intención dar pequeñas pinceladas de esta preciosa cultura que sirvan de guía a los lectores en aspectos conocidos a veces y menos comunes otras, con el fin de motivarles a profundizar en ellos. De este modo, poder seguir aprendiendo sobre nuestra querida Kemet.
Para este fin la sección se dividirá de nuevo en cuatro partes:

• Personajes famosos de ayer y de hoy
• Templos y Tumbas
• Mitología egipcia
• Yacimientos arqueológicos “vivos”

Hoy empezamos con un personaje, en concreto una Egiptóloga: Christiane Derroches Noblecourt. El nombre de esta impresionante mujer está relacionado con la egiptología francesa, el rescate de los monumentos en Nubia y con las excavaciones en el famoso Valle de las Reinas.

Nacida en París en 1923, su pasión por la egiptología nace del descubrimiento de la Tumba de Tutankamon, por lo que dirigió sus estudios en ese ámbito y muy pronto formará parte del departamento de «Antigüedades Egipcias del Louvre», siendo además la primera mujer en formar parte del «Instituto Francés de Arqueología Oriental (IFAO)»

Sus conocimientos y pasión dieron sus frutos también en tierras faraónicas, ya que será la primera mujer en dirigir una excavación arqueológica en 1938. Durante la Segunda Guerra Mundial, se unió a la resistencia francesa y ayudó a proteger los tesoros egipcios, escondiéndolos en las zonas no ocupadas del país.

En 1957, los tesoros egipcios necesitarían de nuevo la ayuda y protección de esta incansable Egiptóloga. El gobierno Egipcio decidía ampliar la presa de Aswan hasta los 500km de largo y una capacidad de 157 mil millones de m3, lo que suponía que más de catorce Templos y docenas de lugares arqueológicos quedarían inundados por el agua del Nilo.

Es por ello que la UNESCO acudió a Christiane Derroches Noblecourt para solicitar su intervención, ayuda e influencia. Lo más importante sería encontrar la financiación para tan magno proyecto, ya que suponía el traslado de los Templos y la excavación de urgencia de los lugares de asentamiento en la zona, con el fin de salvaguardar la mayor cantidad de patrimonio Egipcio posible.

Con tal motivo, Christiane Desroches Noblecourt y Sarwat Okasha, ministro de cultura de Egipto, hicieron un llamamiento internacional en el que solicitaban la ayuda de los gobiernos para tan faraónico proyecto.
A pesar de la situación internacional imperante (plena Guerra Fría) cincuenta países incluido España colaboraron para salvar tan importante patrimonio de la humanidad, destacando los templo de «Abu Simbel, Philae, Kalabsha, Daka, Debod o Wadi el-Sabua».

Trasladados los Templos, salvaguardados los restos de las excavaciones de urgencia y con una más que merecida reputación y respeto de gobiernos y Egiptólogos, Christiane Desroches Noblecourt dedicó en adelante su tiempo a la investigación de personajes tan importantes como «Ramses II» y de lugares tan destacados como el «Valle de las Reinas», donde excavó y estudió más de 100 tumbas.

Christiane Desroches Noblecourt moría en Sézanne en junio de 2011 con más de doce obras literarias, cientos de artículos y teorías refutadas sobre el Antiguo Egipto y sobretodo, con el reconocimiento a nivel internacional de su profesionalidad como Egiptóloga y su pasión por la Tierra Negra.

 

Inés García