Egipto Digital. Exhumed, esclavo del poder.

Egipto, la tierra de los faraones ha servido de inspiración para innumerables obras de ficción, desde literarias hasta cinematográficas ¿Quién no recuerda novelas como “Sinuhe el Egipcio”? ¿Alguien ha podido olvidar aquellos imponentes decorados cargados de todo lujo de detalles en la premiada película “Cleopatra”? Su “magia” ha sido lo suficientemente potente como para llegar a influir en el ocio más extendido de nuestros días, los llamados “videojuegos” con más de 30 años a sus espaldas han recibido montones de títulos basados en esta mística civilización.

Si queremos entender y disfrutar las influencias Egipcias en esto de los videojuegos (renombrados como “ocio digital” en la actualidad) debemos comprender que desde su concepción y durante su primera etapa siempre estuvieron enfocados a los más jóvenes de la casa, (en la actualidad más dirigidos a un grupo juvenil/adulto dependiendo de la obra que tengamos entre manos) y que las licencias tomadas en las obras pueden ser tan generosas que harían ruborizarse al Egiptólogo más ortodoxo. Pero bueno ¿Alguien le pediría rigor histórico a la tan aventurera película “La Momia” protagonizada por el carismático Brendam Fraser? Estoy seguro de que no. Los espectadores harían un pequeño ejercicio de abstracción limitándose a disfrutar de tiroteos, maldiciones, y momias acompañados de bellos paisajes piramidales mientras se hunden en sus butacas y saborean un buen bol de palomitas.

A los lectores de esta sección, llamada “Egipto Digital” les pido algo parecido a lo que hacen esos ávidos espectadores traga-palomitas. Y es que se abstraigan dejándose cautivar por el imaginativo mundo de los videojuegos, que, partiendo de la premisa de la interactividad es capaz de hacernos protagonistas de mil y una historias distintas en infinidad de mundos virtuales.

Bienvenidos a una visión de Egipto distinta, alejada de las reglas de nuestro mundo y bañada con un halo de imaginación único.

Dadme la mano y acompañadme a Egipto Digital

 Exhumed, esclavo del poder.

Lobotomy logo

Logotipo de Lobotomy Software.

Toda historia tiene un comienzo, y esta que nos atañe no es precisamente una excepción. Nos remontamos a 1993, cuando un grupo de amigos que trabaja en la división norteamericana de Nintendo decide dejar la compañía y formar un nuevo estudio llamado “Lobotomy Software”.

El recién formado estudio comienza a trabajar en varios conceptos de diferentes temáticas para lo que sería su primer videojuego, convirtiéndose uno de ellos en el titulo del que hablamos hoy, PowerSlave en América, Exhumed en Europa, y 1999 Pharaoh`s Revival en Japón.

En un principio PowerSlave/Exhumed se diseño para ordenadores personales de la epoca, bajo una fórmula jugable que nos proponía zambullirnos en mapeados laberinticos repletos de enemigos, items y llaves que requerían ser encontradas para avanzar en nuestra aventura. Esta propuesta fue sello inconfundible del genero “First Person Shooter”  durante la década de los noventa, inspirada por el famoso Doom.

El éxito no tardo en llamar a la puerta de Lobotomy Software tras el lanzamiento en ordenadores personales de Exhumed asi que fueron contratados para llevar su magnifico juego a los sistemas domesticos del momento, versiones de las que hablaremos hoy, y que han sido definitivamente las mas recordadas por los fans a lo largo de los años.

pantalla de titulo definitiva

Pantalla de titulo del juego, las influencias Egipcias son bastante claras

El argumento del titulo nos lleva hasta finales del siglo XX, El área cercana al antiguo valle de Karnak está siendo atacada por fuerzas desconocidas. Nuestro protagonista forma parte de un equipo de mercenarios que es enviado hacia el lugar con la intención de descubrir que es lo que ocurre, pero antes de llegar, el helicóptero donde estaba siendo transportado junto a sus compañeros de armas es derribado en pleno vuelo. Obligados a escapar a duras penas y malherido tomamos el control para finalmente llegar a la cámara mortuoria del mismismo Rey Ramses, donde somos encomendados por su espíritu en la misión de recuperar su momia, que ha sido exhumada de la tumba real y está siendo utilizada por fuerzas malignas para drenar su poder y controlar el mundo.

Luchaanubis

Lucha contra uno de los muchos enemigos, en este caso claramente un Anubis (guardian de la necropolis) enfurecido

Esta simple y “tontorrona” introducción nos da el contexto necesario para brindarnos un juego que rezuma cariño por la estética egipcia en cada uno de sus pixeles. Siendo el apartado argumental lo menos importante y una mera escusa para “patearnos” localizaciones realmente variadas, desde templos Egipcios, hasta cámaras mortuorias, pasando por canteras, minas, e interiores piramidales en una aventura que nos hará disfrutar como niños pequeños con un mando en las manos.

Puerta bloqueada por una de las llaves/simbolos

Una de las multiples puertas selladas. Necesitaremos el simbolo adecuado para poder abrirla y avanzar en nuestra aventura

Durante nuestro recorrido nos encontraremos lugares secos, arenosos, estructuras angulosas bañadas en coloristas jeroglificos pasillos lúgubres apenas iluminados por antorchas clavadas en la pared y tinajas llameantes repartidas por suelos tallados en piedra.

¡Ojo! Este no es el típico tour turístico por Egipto que siempre soñaste al ver catálogos de agencias de viajes, donde venia incluido el sudoroso guía apurado por mantener a la muchedumbre turista atenta a sus explicaciones mientras tú no apartabas la

vista anonadado por todo lo que te rodeaba. En esta aventura nos ha tocado sudar la gota gorda a nosotros. Borrad todo atisbo de compañía en vuestra mente, ya que durante la aventura estaremos completamente solos, quizás el revólver se termine convirtiendo en nuestro mejor amigo y compañía, ya que en más de una ocasión se encargara de abrir fuego sobre los innumerables enemigos que nos acecharan en cada esquina buscando un poco de nuestro pellejo y con ganas de vernos fracasar en la empresa que nos propuso nuestro Faraón. Desde Anubis que nos lanzaran orbes de energía en espacios cerrados, avispas gigantes mortíferas que saltaran sobre nosotros inesperadamente, y escorpiones deseosos de envenenarnos hasta sekhmets con ganas de hincarnos las garras mientras custodian ferozmente salas donde nos esperan enormes jefes finales.

Este orbe recuperara una pequeña parte de nuestra municion.

Este orbe azul nos ayudara a recuperar municion para nuestras armas

Graficamente es hijo de su tiempo, ya que los sistemas domesticos de 1996 no albergaban potencia suficiente como para brindar representaciones tan detallistas y realistas como las de hoy día, (La version de ordenadores personales es quizás la más solida en este aspecto) lo que se presenta frente a nosotros son escenarios muy angulosos (cuadriculados para que nos entendamos todos), llenos de jaggies (Los mal llamados dientes de sierra) texturas pixeladas de baja resolución, y escenarios un poco temblorosos. Frente a estos defectos es justo destacar algunos efectos graficos novedosos y bien conseguidos para su tiempo, como antorchas que emiten luz sobre las superficies cercanas, y disparos de energía que iluminan pasillos mientras recorren su trayectoria. Algo bastante vistoso tratándose de 1996 y de la primeria generación de sistemas domésticos completamente enfocada a mostrar gráficos poligonales. Hay que decir que aun con estas carencias los desarrolladores saben aprovechar la escasa capacidad poligonal escudándose en la monolítica arquitectura egipcia, lo que se traduce en edificaciones realmente convincentes en su contexto, bien modeladas, y texturas que hacen las veces de terrenos arenosos, paredes rocosas, jeroglificos y pinturas muy bien dibujadas a pesar de su pixelizacion debida a la incapacidad de usar filtro de texturas alguno.

Simbolotiempo

Simbolo del tiempo, llave necesaria para abrir su correspondiente puerta sellada

Como se suele decir en muchas ocasiones: El apartado artístico suple con creces las carencias del apartado técnico.

El sonido es uno de los aspectos más cuidados del juego. Durante la aventura hay mucha variedad sonora, nos encontramos con composiciones que van desde sonidos ambientales para enfatizar la atmosfera de un nivel concreto, (como el tema que suena en las minas de Amón) hasta composiciones más “cañeras” que enfatizaran el toque aventurero de otros niveles, o nos pondrá en tensión cuando nos enfrentemos a los jefes finales del juego. Todas ellas han sido compuestas sin perder ese estilo egipcio y tribal con timbales y otros instrumentos tan tipicos de la cultura faraónica, lo cual es de agradecer, ya que crea un ambiente que nunca nos saca de contexto sin importar la situación a la que nos enfrentemos dentro del juego.

Realmente en Lobotomy tuvieron muy buen gusto mezclando el apartado artistico y las composiciones musicales, ello dotó al juego de una atmosfera única. Atmosfera que atrapa y sumerge de lleno haciendo que estemos pegados al mando de nuestra videoconsola hasta el final de nuestra aventura.

sarcofagoramses

Camara mortuoria de Ramses, aqui nos encontraremos con el y nos encomendara nuestra mision.

Si quisiéramos profundizar en el diseño de niveles del título tendríamos que remontarnos hasta los primeros párrafos de este texto, donde se habla de las bases jugables seguidas por los “First Person Shooter” de los noventa. Este aspecto es lo que realmente determina si un titulo es buen o mal juego, si merece la pena adquirirlo o quizás es mejor dejarlo en la estantería para no volver a recordarlo jamás. Ya que si siendo sinceros el resto de apartados pueden ser brillantes, pero con lo que realmente vamos a jugar y divertirnos es con sus niveles y su calidad en cuanto a diseño.

En Exhumed nos enfrentamos a laberinticos escenarios que nos obligaran a luchar por nuestra supervivencia. Lo cual se traduce en abatir innumerables enemigos en los lugares mas insospechados, dar grandes saltos de fe sobre plataformas suspendidas en el aire haciéndonos ver que el mas mínimo fallo de cálculo se traducirá en una caída hacia un profundo abismo o indeseables lagos de lava o acido, y recolectar llaves en forma de símbolos, ítems y artefactos necesarios para cumplir la misión encomendada por Ramses.

Escorpion

El escorpion. Uno de los enemigos mas pequeños y escurridizos del juego.

Como extra, y atendiendo a otra propuesta más del título un tanto atípica (no es la norma) incluso hoy día. También se nos brinda la posibilidad de recolectar varias piezas de un radiotransmisor para contactar con nuestros compañeros de armas y pedir un rescate. Esto conecta directamente con los diferentes finales que alberga el juego, y es que dependiendo de cómo desarrollemos la aventura y si recolectamos las piezas de este radiotransmisor o no, nuestro destino final variara ampliamente accediendo a un “final bueno” o “final malo”.

Anubis

Este anubis sera un enemigo recurrente a lo largo del juego.

Para acabar con Exhumed, solo me quede decir que a pesar de ser un titulo que se toma grandes licencias a la hora de tratar la cultura de los Faraones y lo mezcla todo con mucha imaginacion, denota cariño y amor por Egipto en cada uno de sus pixeles. El cocktel resultante de mezclar fantasioso juego de acción de los noventa, y pirámides es tremendamente adictivo y ha servido para cultivar un cariño enorme en los fans que a día de hoy ha dado como fruto una remasterización del juego original prácticamente por amor al “arte”. Si superamos ese más que posible “escoyo” para los amantes más ortodoxos del antiguo Egipto y somos aficionados a los videojuegos o curiosos que quieren trastear con el ocio digital más añejo, seremos capaces de desenterrar un titulo que nos propone una aventura llena de sorpresas, adictiva jugabilidad, bellos decorados, toneladas de acción, y diversión a raudales. Ya que si por algo es recordado Exhumed mas allá de su estética Egipcia, es por ser un grandísimo videojuego que ha transcendido la memoria y la historia de la industria (algo que dicho sea de paso tiene algo en común con los eternos faraones) que ha sufrido profundos cambios y transformaciones en el par de décadas que han pasado desde su lanzamiento, convirtiendolo en algo mas meritorio si cabe.

Cruzdelavida

Cruz de la vida necesaria para adquirir una barra de vitalidad extra

Así que como recomendación personal de este humilde aficionado e improvisado escritor no perdáis lo oportunidad de probar en vuestras propias carnes este pequeño tesoro real que se creó para quedar grabado eternamente en el gran “mural jeroglífico” de los videojuegos.

Para finalizar me gustaría agradeceros a los que habéis llegado hasta aquí y me habéis acompañado en esta primera entrada de “Egipto Digital”. Espero que hayáis disfrutado descubriendo y leyendo tanto como yo escribiendo y rebuscando en mi juegoteca personal para documentarme un poquito más sobre este gran título que ha sido el protagonista de la sección.

Y es que Egipto se hace un poquito más grande cuando te das cuenta de que sus magia ha sido capaz de impregnar algo tan propio de nuestra civilización y tan ajeno y lejano a ellos como son los videojuegos. Estoy seguro de que cuando buscaban la inmortalidad nunca imaginarían que la conseguirían hasta sus últimas consecuencias.

Esperadme porque este viaje virtual solo acaba de comenzar.

 

Álvaro Javier Rodríguez.