Valle de las Reinas

Enlazando con el personaje que presentábamos en la anterior entrada de esta sección, la egiptóloga francesa Desroches Noblecourt, hablamos ahora de uno de los lugares arqueológicos donde la egiptóloga trabajó durante muchos años, el Valle de las Reinas hoy conocido como Biban el Harim.

Aunque tradicionalmente todos conocemos el Valle de los Reyes, como lugar de enterramiento de los reyes del Reino Nuevo especialmente, suele pasar desapercibido este otro valle perteneciente también a la montaña Tebana y poseedor a su vez de un gran número de lujosas tumbas datadas en el Reino Antiguo.

Situado en la orilla occidental de Luxor, a unos 500 metros al sur del poblado de los trabajadores de Deir el Medina, el Valle de las Reinas o Ta Set-Neferu (el lugar de la belleza), está dividido en seis brazos o pequeños valles internos. En ellos, se conocen alrededor de 100 tumbas destinadas a contener los restos mortales y ajuares funerarios de las reinas, príncipes y altos oficiales del Reino Nuevo.

Durante la XVIII Dinastía, los altos oficiales fueron los primeros en poblar este valle de tumbas, aunque el primer miembro de familia real enterrada en el valle será la reina Sitra, esposa de Ramses I primer faraón del al XIX Dinastía. Tras ella, este sagrado lugar se consagrará a miembros de la realeza cercanos al faraón: esposas, madres, hijas, hijos, etc. No obstante, durante el Tercer Periodo Intermedio y hasta época romana, varias de las tumbas fueron reutilizadas para albergar los cuerpos de los miembros del clero de Amón e incluso para animales momificado

 

QV66 La Tumba de la Reina Nefertari

Olvidado por el tiempo y las tormentas de arena, el Valle de las Reinas pasó desapercibido durante siglos hasta que famosos aventureros y egiptólogos como Belzoni, Gardiner Wilkinson o Champollion, visitaron la zona encontrando algunas de sus tumbas durante el siglo XVIII. Sin embargo, no fue hasta 1903, cuando Schiaparelli y Ballerini iniciaron un estudio exhaustivo del Valle, descubriendo tres años después una de las tumbas más bellas del Antiguo Egipto, la tumba de la reina Nefertari (QV66), esposa real de Ramses II.

vallereinas

Valle de las Reinas Tumba de la Reina Nefertari

 

La simbología de la montaña Tebana y su identificación con las diosas Hathor y Meretseger (la que ama el silencio), es un tema tan conocido como complejo del que nos ocuparemos en profundidad en el futuro. Sin embargo, es importante destacar para terminar, el por qué de la elección de este valle para enterrar a tan importantes personajes. Además de su proximidad a Luxor, al Valle de los Reyes y a el-Qurn, existe en él una gruta denominada Mu en pet, de unos 25 metros de altura, en la que en la época de las tormentas torrenciales, se forma una impresionante cascada de agua que “regaba” todo el valle. Dicho torrente, se relacionaba con la fecundidad y el nacimiento divino del rey, así como con las mujeres y la gestación. Esta teoría, defendida esencialmente por Desroches Noblecourt, se apoyó gracias a los grafitos encontrados en la propia gruta y que pedían la diosa Hathor protección y ayuda.

Desde aquí os aconsejamos que si tenéis la posibilidad de estudiar o visitar el lugar, no dejéis de hacerlo, ya que ¡merece la pena la visita!

Tebas

Tebas Oeste Valle de los Reyes

                                                                                                         Ines Garcia