Vicky Almansa, una joven Onubense sera la nueva guía en el Museo Egipcio de Turín

 11032470_10206094472822066_6132700709173066684_oEn muchas ocasiones, a lo largo de mi vida me he preguntado ¿De qué se visten los sueños? Indudablemente la respuesta dependerá de la persona y sus circunstancias. En el caso que nos ocupa, sin duda alguna se visten de esperanza, ilusión, esfuerzo y duro trabajo.
Para Vicky Almansa, la recompensa a los desvelos, esfuerzo y trabajo invertidos, la han llevado hasta el Museo Egipcio de Turín.

Allí desempeñara una labor importantísima; La de guiar a todo aquel que llegue con ansias de descubrir un pasado glorioso. La historia del Antiguo Egipto, el país de los Faraones.

Como no podía ser de otra manera, las puertas de “La Mirada de Horus” se abren para recibir de nuevo a esta joven triunfadora onubense.

LMH: Queremos felicitarte por tan magnifica noticia y estamos deseando saber que ha supuesto para ti el echo de conocer que ibas a ser la nuea guia del Museo Egipcio de Turin. ¿Como te has sentido’

Estoy contentísima. Y viviendo una experiencia preciosa. Antes de venir a Italia conocía bien el Museo de Turín, ha sido siempre uno de los lugares que me habría gustado visitar. No tuve ocasión de verlo hasta hace un año, con motivo de mi inscripción a un Summer School de Hierático impartido en la Universidad de Pisa con excelentes docentes, como mi profesora Marilina Betrò, Stephen Quirke, Wolfram Grajetzki y Gianluca Miniaci.
El último día del curso lo pasamos en el Museo Egizio de Turín que estaba cerrado al público por ser lunes por la tarde. Tuvimos la oportunidad de ver el museo entero para nosotros, y nos dio una lección sobre epigrafía su actual director, Christian Greco.

Me dio mucha pena no haberlo visto bien, por falta de tiempo, además la parte superior estaba cerrada, habia sido completamente reformada a la espera de la nueva apertura que tuvo lugar el pasado mes de Abril, ahora he tenido ocasión de conocerlo mejor de lo que me podía esperar, ¡¡y es algo muy emocionante!!

 

LMH: Sin duda de tus palabras se extrae que trabajar como guia en el Museo Egipcio de Turin ha sido un sueño cumplido  ¿Cómo consigues el trabajo?

Hace tiempo, en la web del museo apareció una oferta de trabajo, en la cual buscaban a un Egiptólogo para actividades didácticas en el museo. Yo envié mi CV al e-mail que daban, obviamente sin ningún tipo de esperanza. Lo hice pensando “Por intentarlo, que no quede”. El tiempo pasó, a mí ya se me había olvidado que había enviado CV al museo; cuando me llega un e-mail en el que me invitaban a asistir a la pre-inauguración del nuevo Museo Egizio.

Recuerdo a los lectores que la planta superior del museo ha permanecido cerrada al público por reformas y por lo tanto el museo al completo se ha visto implicado en dicho trabajo. El nuevo museo fue inahugurado al público el 1 de Abril de 2015 completamente cambiado, un nuevo espacio en todos los sentidos, moderno pero conservando su aire clásico como museo Egipcio más antiguo del mundo.

El 31 de Marzo se realizó la pre-inauguración en la cual el director presentaba el nuevo museo a la prensa, a la comunidad científica y política italiana y mundial. Sorprendentemente yo fui invitada!, y todavía no entiendo el por qué. Tengo mis teorías, pero de momento nada confirmado. Igualmente, me hizo muchísima ilusión, y me pasé las dos semanas antes del gran día preparando todos los detalles. El día antes de la pre-inauguración recibí una llamada de teléfono, respondo y escucho una voz <<Hola, ¿Victoria? La llamamos del Museo Egizio de Turín, perdone si la avisamos tan tarde, hemos tenido mucho trabajo estos días>> y yo a mí misma: <<Ya está, ya vienen a decirme que ha habido un error y me han enviado a mí una invitación que estaba destinada a otra persona. ¡Pues yo ya he comprado el billete de tren y he ido a la peluquería!>> Sorprendentemente, lo que querían decirme era que habían visto mi currículum y les había gustado, y querían proponerme trabajar con ellos. Así que el día de la pre-inauguración fue también mi entrevista de trabajo, y aquí estoy.

 

LMH: ¿Qué supone para ti como estudiante y a nivel profesional, el hecho de trabajar en uno de los museos más importantes del mundo? No olvidemos que el Museo Egipcio de Turín después del Museo del Cairo posee una de las mayores colecciones egipcias del mundo.

Pues para mí es una experiencia maravillosa. El hecho de mudarme desde Pisa por un período tan breve, buscar una habitación que alquilar… se compensa fácilmente con lo contenta que estoy aquí.
Mi función es la de “Egiptóloga para las visitas guiadas”, presento el Museo a grupos de adultos o de escuelas, cada visita dura una hora y media o dos horas, no solo les presento los objetos más importantes (¡En dos horas no hay tiempo de verlo todo!) sino que intento encuadrarlos en su contexto histórico y explicarles detalles sobre la función y el uso de cada objeto, relacionándolo inevitablemente con la cultura egipcia, las creencias mágicas y funerarias, la vida cotidiana, etc.

 

Gatos

Momias de animales sagrados del Período Tardío. ¡Los niños adoran esta parte!

Obviamente con los niños intento explicarlo todo en modo más simple y contando muchas anécdotas, para mantener su interés y que lo entiendan bien. Me gusta mucho ver que la gente se interesa y me hacen preguntas interesantes, me gusta que se rían y se sorprendan. Es una señal de que no les estoy aburriendo.

A mí me encanta hablar del Antiguo Egipto, tanto que acabo cansando a los que está a mi al rededor, ver que la gente me escucha atentamente y está interesada en lo que digo, es algo que me hace sentir muy bien como persona, apasionada y estudiante de Egiptología.
De momento estaré trabajando por poco tiempo, porque en Pisa tengo que terminar los últimos exámenes en Junio, si más adelante vuelven a llamarme, yo estaría encantada de volver, estoy aprendiendo muchísimo; aunque el trabajo de museo no es a lo que me quiero dedicar en la vida, y aún me queda mucho para formarme académicamente: tengo intención de hacer el doctorado cuando termine el máster, y esta experiencia solo me puede enriquecer.
Me da mucha pena pensar en el momento en que me tenga que marchar, en el que no pueda seguir viendo cada día las maravillas de este museo. Es lo más cerca que he estado nunca de Egipto, y el Museo Egizio se llevará por siempre una parte de mí, y yo de él.

 

LMH: Una vez asentada y conociendo bien tu labor como guía. Hablemos de las piezas que podemos disfrutar en este Museo.

El Museo Egizio entre almacén y colección reúne más de 40.000 piezas, algunas únicas y de gran valor.
Es difícil hacer una breve selección de las piezas más interesantes, yo digo que hay que verlo en persona, sobre todo con la nueva reforma en la que el Museo está organizado perfectamente, en orden cronológico y con algunas secciones temáticas que muestran, por ejemplo, una tumba con su ajuar intacto tal y como fue encontrado. Os adjunto algunas fotos que he podido hacer. La calidad no es la mejor, porque lógicamente no se pueden hacer fotos con flash dentro del Museo.

 

LMH: Por último y para despedirnos, recuerdo una anécdota que me contaste en una de nuestras charlas privadas. Trataba acerca de “Zahi Hawass” ( recordemos a los lectores que este señor, es uno de los egiptólogos más famosos a nivel mundial por sus apariciones en documentales de National Geographic y Discovery Channel entre otros ) ¿Que ocurrio entre Zahi Hawass y el museo?

Lo conozco personalmente, vino a dar una conferencia a Sevilla en el 2008 con Míriam Seco, para hablar sobre las excavaciones de la egiptóloga sevillana en el templo de Tutmosis III. Yo por entonces estaba en el instituto, fui a Sevilla para asistir a la conferencia y me hice una foto con él de recuerdo, desde entonces no lo he vuelto a ver.

hawassZahi Hawass ha sido Secretario General del Servicio de Antigüedades Egipcias desde 2002 hasta 2011 en el que fue nombrado Ministro de Antigüedades, perdiendo el cargo meses después.
Es famoso por reclamar piezas egipcias distribuidas por los distintos museos europeos. En Turín ha estado en muchas ocasiones, y ha intentado pedir siempre que venía una de las estatuas de la Galleria dei Re, la estatua de Ramsés II sentado. Esta es una estatua de gran belleza del faraón, en mi opinión es de las más bellas esculturas que lo representan. Champollion, el descifrador de los jeroglíficos, en el período de tiempo que estuvo en Turín, recompuso la estatua y la restauró. Quedó fascinado por ella y la denominó “El Apolo de Belvedere de Egipto”.

<<En la Conference on International Cooperation for the Protection and Repatriation of Cultural Heritage celebrada en 2010, Hawass presentó una lista de seis obras que pedía de regreso a Egipto, entre las que se encontraba la estatua de Ramsés II. La escultura ha sido adquirida legalmente, en un período en el que la compra y exportación de antigüedades, no solo estaba permitida, sino que se encontraba a la orden del día, con lo cual la cesión a Egipto ha sido siempre negada.>>

Me he mostrado personalmente siempre algo desconfiada con respecto a la reclamación de material arqueológico de un museo a otro. Al fin y al cabo las fronteras actuales son una invención moderna y están en continuo cambio. La población mundial actual es fruto de las mezclas culturales que se han producido en el curso de la Historia, la cultura occidental que conserva un gran patrimonio artístico de origen egipcio en sus museos, no es solo fruto de la cultura clásica greco-romana, sino en gran parte también de la oriental. Con lo cual considero justo que se pueda disfrutar también en los museos europeos de una parte de las maravillas, que nunca conseguirán igualmente hacer sombra a lo que se encuentra en el sitio original. Nunca tendremos las pirámides, ni la Esfinge, ni el Valle de los Reyes, ni el Templo de Luxor, ni Dra Abu el-Naga. Para ello tenemos que ir a Egipto.

Como herederos de la cultura egipcia que son también los occidentales, pueden disfrutar de un primer contacto desde la comodidad de sus museos, que son así mismo un recuerdo de una fase histórica en la que los primeros viajeros y aventureros occidentales se adentraban en esa tierra, por aquel entonces, exótica y desconocida que era el Oriente.

No podíamos finalizar esta entrevista de una manera mejor, recordando las maravillas de esta tierra increíble y haciéndonos partícipes de su grandeza.

Solo me queda agradecerle a Vicky Almansa el haber compartido con «La Mirada de Horus» uno de los momentos más importantes en su carrera.

En nombre de todo el equipo te deseamos mucha suerte y que sigas cosechando grandes éxitos.

Por Manuela Naranjo Salguero.